Hoy se ha puesto otra vez a nevar, así, de repente, sin previo aviso. Bueno, yo pertenezco a la categoría de personas que nunca consultan las predicciones meteorológicas en la tele y/o en internet (la otra categoría la conforma un montón de personas, muchas más de las que nos imaginamos, que pueden llegar a padecer un ataque de nervios si la página del tiempo no quiere abrirse un día en el ordenador), así que era algo difícil estar avisada. De todas formas, mis amigos los frikis meteorológicos tampoco lo esperaban, si no me habría enterado, no os quepa ninguna duda. Pero a lo que iba.

Estaba yo esta mañana tecleando para conseguir entregar mi próximo trabajo del máster a tiempo y de repente se ha puesto a nevar.

Tecleaba y miraba por la ventana, tecleaba y miraba...

A  mediodía nos hemos ido a comer a casa de Yannis y Dina, y he aquí imágenes del camino:

La verja del huerto, las ramas de la parra

Uno de los muchos almendros que se apresuraron a florecer

Detalle de flor y nieve

Y otras flores, otra nieve

Anuncios