Otra palabra griega. Melancolía, μελαγχολία. La verdad es que leyendo la definición, y sobre todo la etimología, en la versión digital del diccionario de la RAE, se me han quitado las ganas de dejarme arrastrar por ella. Bilis negra. Demasiado hepático y oscuro para mi gusto.

Después he seguido enlazando palabras. El mismo diccionario llama a la bilis negra “atrabilis”, del latín atra, negra, y bilis, cólera. Pues no, no sabía que la cólera se presenta también como bilis. Y la atrabilis era “uno de los cuatro humores principales del organismo, según las antiguas doctrinas de Hipócrates y Galeno”. Qué cosas, qué interesante.

Pero bueno, yo venía dispuesta a dejar caer una cita robada de un libro que estaba volviendo a hojear esta tarde, y un par de fotos robadas al campo ayer. El libro en cuestión se titula “Η Φυσική Κληρονομιά της Ελλάδας”, o “El patrimonio natural de Grecia”, de Γιώργος Κατσαδωράκης (“Yorgos Kachadorakis”), publicado por WWF Grecia en 2003, y en donde me he encontrado por primera vez con una planta endémica de las montañas griegas llamada Viola poetica. ¿No es un nombre inspirador?

La cita que el autor del libro reproduce es la siguiente:

Το καταλάβαινα κάθε μέρα και καλύτερα περπατώντας στην ελληνική γις, ο ελληνικός πολιτισμός δεν ήταν ένας μετέωρος, υπερφυσικός ανθός, ήταν ένα δέντρο που είχε ριζώσει βαθιά στη γης κι έτρωγε λάσπη και την έκανε ανθούς.
ΝΙΚΟΣ ΚΑΖΑΝΤΖΑΚΗΣ, Αναφορά στον Γκρέκο

Lo entendía  mejor cada día, caminando por la tierra griega: la civilización griega no era una flor sobrenatural y etérea, era un árbol, que había hundido sus raíces profundo en la tierra y comía barro y lo convertía en flores.

Nikos Kazantzakis, Carta al Greco

Los últimos frutos de la rosa silvestre

Los últimos frutos del escaramujo

Copia de P1070497

No puedo cansarme de estos montes y estos cielos

Copia de P1070508

Humedad

Copia de P1070510

Camino que sube

Anuncios