abril 2009


El otro día, en el campo, me acompañaban una lagartija balcánica, Podarcis taurica (no sé si tiene nombre en español):

copia-de-p1050237

copia-de-p1050262

Y varios arbolillos Carpinus orientalis:

nueva-imagen

Καλλονή, Λέσβος (Kaloní, Lesbos)

Καλλονή, Λέσβος (Kaloní, Lesbos)

Άγιος Ερμογένης, Λέσβος (Ayos Ermoyenis, Lesbos)

Άγιος Ερμογένης, Λέσβος (Ayos Ermoyenis, Lesbos)

Una canción de Θανάσης Παπακωνσταντίνου (“Zanasis Papakonstantinu”):

Στυλίτης

Πάνω στα λυτά σου τα μαλλιά
φωλιάζουν λαμπυρίδες
Πάνω στα λυτά μαλλιά
αχ, την αγάπη μου είδες

Είδες το γέλιο τ’ ουρανού
του γερακιού το ράμφος
Είδες το πρώτο πέταγμα
της αφορμής το άνθος

Πάνω στο λευκό σου το λαιμό
πέφτει πυκνό το χιόνι
Πάνω στο λευκό λαιμό
χέρι ζεστό ζυγώνει

Φέρνει τα πέντε δάχτυλα
φέρνει τα δέκα χάδια
φέρνει και σώμα δύστροπο
πού ‘μαθε στα σκοτάδια

Πάνω στα ματόκλαδά σου ζει
στυλίτης ξεχασμένος
Πάνω στα ματόκλαδα
Εσύ είσαι ανεβασμένος

Παίζεις λαούτο με φτερό
κι εγώ τα μάτια κλείνω
γλιστράς από τα βλέφαρα
και στην καρδιά σ’ αφήνω

La traducción no me ha dejado del todo satisfecha, pero creo que se puede captar el sentido:

Estilita*

Sobre tu pelo suelto
anidan luciérnagas.
Sobre el pelo suelto,
ay, viste mi amor.

Viste la risa del cielo,
el pico del halcón.
Viste el primer vuelo,
la flor del pretexto.

Sobre tu cuello blanco
cae espesa la nieve.
Al cuello blanco
una mano caliente se acerca.

Trae los cinco dedos,
trae las diez caricias,
trae también un cuerpo quisquilloso
que aprendió en las sombras.

Sobre tus pestañas vive
un estilita olvidado.
Encima de las pestañas
estás tú subido.

Tocas el laúd con una pluma
y yo cierro los ojos,
resbalas de los párpados
y te dejo en el corazón.

* estilita.
(Del gr. στυλίτης).
1. adj. Dicho de un anacoreta: Que por mayor austeridad vivía sobre una columna. U. t. c. s.

Mi amiga Ευγενία (“Efyenía”) vive encima de una librería. No encima de una librería cualquiera, sino de una de las librerías más bonitas que conozco, por dentro y por fuera. Además, es su librería. Se llama Σελίδες (“Selides”), que quiere decir “Páginas”, y está en la parte vieja de Ξάνθη (“Xanci”), ocupando un edificio característico de la ciudad antigua.

Desde que una conocida cadena griega de librerías abrió una “sucursal” en la ciudad hace algo más de un año, los ya de por sí exiguos ingresos de Selides se volvieron aún más escasos, así que Efyenía se ha visto obligada a tomar la decisión más dura de su vida: cerrar la librería, después de veinte años, y empezar una nueva vida. Queda muy poco para el cierre definitivo.

Me siento triste,  culpable e impotente. La tristeza pasará, porque Efyenía está llena de energía, es decidida y sé que vivirá experiencias maravillosas allí donde va, a pesar del miedo. El sentimiento de culpabilidad no me lo quita nadie, puesto que yo misma he comprado algún que otro libro en otras sucursales de la todopoderosa cadena, en Atenas o aquí cerca, en Alexandrúpoli. Pero como he dejado de hacerlo (descubriendo pequeñas, imperfectas librerías de dueños callados que escuchan a Dulce Pontes), combato ya la impotencia.

Un rincón de Selides

Un rincón de Selides

Parte de la fachada

Parte de la fachada

Placa explicativa

Placa explicativa

Ayer fueron las flores, hoy son las piedras. Piedras de muros en la ya mencionada zona de “Kambos” y piedras – guijarros del patio de una iglesia, representativas de muchos otros patios en Quíos (para los que leen griego, he aquí un enlace interesante al respecto).

Muro de Kambos 1

Muro de Kambos 1

Muro de Kambos 2

Muro de Kambos 2

Muro de Kambos 3

Muro de Kambos 3

En el pueblo de Βροντάδος (“Brondados”) existe una piedra donde, según la leyenda, Homero se sentaba a recitar sus poemas.

Patio de la iglesia de Ερυθιανή ("Ericianí") en Βροντάδος

Patio de la iglesia de Ερυθιανή ("Ericianí") en Βροντάδος

Detalle con lobo y carnero

Detalle con lobo y carnero

¿Un cítrico radiante?

¿Un cítrico radiante?

Detalle con cabra y caballo

Detalle con cabra y caballo

En Quíos (principalmente en las partes central y sur de la isla) existen cuatro especies de tulipanes silvestres, llamados Λαλάδες (“Lalades”) o Τουρκολαλάδες (“Turkolalades”). Florecen a finales de marzo – principios de abril, en campos de cultivo, olivares, etc, y las flores aguantan como mucho diez días. Por tanto, puedo considerarme afortunada de haber podido asistir al espectáculo:

Olivos, lentiscos, y unos pocos tulipanes

Olivos, lentiscos, y unos pocos tulipanes

Turkolalades y margaritas

Turkolalades y margaritas

Más turkolalades

Más turkolalades

copia-de-p1040527

La primavera se desborda en la isla de Quíos. El olor a azahar, los tulipanes silvestres, las decenas de orquídeas… hasta las piedras florecen. Éste y los siguientes posts le están dedicados.

A proa, Quíos. A popa, Turquía

A proa, Quíos. A popa, Turquía

Un típico patio en Κάμπος ("Kambos"), junto a la capital. Una cisterna acumulaba agua con la que regar los cultivos de cítricos

Un típico patio en Κάμπος ("Kambos"), junto a la capital. Una cisterna acumulaba agua con la que regar los cultivos de cítricos

En griego, naranja se dice πορτοκάλι (“portokali”). En el museo Citrus memories me he enterado del porqué. De forma resumida: aunque los árabes ya utilizaban cítricos en sus jardines, los marineros portugueses, hacia finales del siglo XV, los esparcieron por todo el Mediterráneo con el afán de extender su cultivo. Quíos fue el primer lugar de Grecia en el que se cultivaron naranjas. Portugal en griego es Πορτογαλία (“Portogalía”), de ahí el nombre de la fruta.

Colada y flores

Colada y flores

Cipreses y margaritas cercando el monasterio Νέα Μονή ("Nea Moní"), monumento protegido por la UNESCO

Cipreses y margaritas cercando el monasterio Νέα Μονή ("Nea Moní"), monumento protegido por la UNESCO